Seleccionar página

No por esperado ha dejado de ser menos preocupante el pacto que hemos podido conocer
entre el PSOE y Unidas Podemos en lo que se refiere a materia educativa.

En el documento se plantean varios puntos preocupantes. De entrada se habla de un ‘blindaje
de la escuela pública’, que habrá que ver en qué consiste, pero todo apunta a mermar el
ámbito de la escuela de iniciativa social. En esta misma línea se dice que van a ‘impedir la
segregación educativa por razón de sexo en los centros sostenidos con fondos públicos’, con lo
que se quiere impedir a los padres poder elegir, si así lo deseasen, centros de educación
diferenciada. También vuelven a atacar a los centros de educación especial y plantean su
eliminación, a pesar de que los padres crean que es el lugar donde mejor se atiende a las
necesidades de sus hijos.

En estos mismos acuerdos se ataca también a la asignatura de Religión, a la que se quiere
reducir a la mínima expresión, quitándole el valor académico y dejándola sin materia curricular
alternativa para aquellos que no escojan esta asignatura.

Además se plantean potenciar ‘la educación afectivo-sexual dentro del sistema educativo,
conforme a un enfoque de derechos, de igualdad y libertad’. Es decir, impulsar el
adoctrinamiento en la ideología de género que este gobierno ha tomado como bandera y seña
de identidad. Habrá que ver hasta qué punto se respetan los derechos de los padres y madres
a decidir sobre la objeción de conciencia si lo que se imparte en estas clases no es acorde a sus
planteamientos morales.

Más allá de las pegas pedagógicas que se podrían oponer a cada una de estas medidas,
estamos ante un ataque a la libertad educativa y un deseo de imponer la ideología de un
partido político a toda la sociedad por medio del sistema educativo.

Una vez más hemos de tomar conciencia del reto y trabajar unidos todos aquellos que
creemos en la libertad de educación y en el derecho que asiste a los padres como los primeros
y principales educadores de sus hijos.

Cobra así especial relevancia la conferencia que tendrá lugar el 7 de marzo sobre ‘Libertad de
educación: el papel de los padres en la comunidad educativa’ en el Encuentro ‘Ven y Verás’
que celebraremos en la Universidad San Pablo CEU. La experiencia de la Asociación Familiae
en su trabajo por defender este derecho en la Comunidad Foral de Navarra y las palabras
acertadas de Santiago Arellano, nos darán sin duda, claves para la acción en este momento
tan decisivo.